Lorde


Lorde

Detalles

Bio

En un mundo de especuladores ganadores de concursos, ponis del espectáculo y copias baratas, Lorde es verdaderamente original.

Su nombre es Ella Yelich-O´Connor, nacida y criada en la costa norte de Auckland, posee la singular habilidad de captar la mundana y majestuosa vida adolescente en sorprendentes imágenes musicales que desmienten su edad y su experiencia.

Criada con una nutritiva dieta musical a base de Neil Young, Fleetwood Mac, The Smiths y Nick Drake, junto a un puñado de alimentos para el alma del calibre de Etta James y Otis Redding, Ella recibió sin dudas un fuerte sustento melódico. Después descubrió a artistas como James Blake, Bon Iver, Burial, Animal Collective, SBTRKT y Drake, que la impactaron cada uno a su manera. A pesar de lo vital y variadas que son sus influencias, no alcanzan a contar la historia completa de la música de Lorde, que funde de manera original, letras perspicaces y múltiples capas vocales con ritmos claramente 2013.

La decisión de lanzar un primer EP, sin marketing o publicidad, lleno de misterio y simplemente con una ilustración realista de Lorde, fue un golpe maestro.

Incluso luego de 60,000 descargas gratis en SoundCloud, el EP The Love Club, se disparó al #1 en el Album Chart de Nueva Zelanda, con el tema Royals ocupando simultáneamente el primer lugar en la lista de singles.

Antes de este éxito, la fuerza de su música y el potencial que encarnaba, ya la habían convertido en el centro de una pulseada internacional de ofertas que venían tanto de Inglaterra y USA como de otros grandes territorios. Tuiteada por todo el mundo desde Grimes a Sky Ferreira o Doomtree y detectada por Buzzfeed, Perez Hilton y otros, este fue el comienzo de un estruendo inminente, de una artista que sencillamente, está cortada por una tijera distinta.

Pero como en todas las historias de éxito de la noche a la mañana, la realidad suele ser menos glamorosa, más larga y complicada. Después de trabajar tres años con Universal en The Love Club, la cosa realmente despegó cuando se encontró con el productor y compositor Joel Little. En él, Ella encontró a la persona que podía lograr que las canciones salieran de su cabeza para entrar en la tuya. Un cómplice dispuesto a pasar la mayor parte del día haciendo que un Hi-Hat suene como un insecto o algo parecido.

Gracias a su madre que es una reconocida poeta, Ella recibió una serie de lecturas esenciales de la talla de TS Eliot, Ezra Pound, Allan Ginsberg, Raymond Carver y Sylvia Plath. Esa mezcla de pensamiento superior y la palabra pasión, sumada a influencias visuales que van desde Los Soprano y Brick, hasta Las Vírgenes Suicidas de Sofía Coppola, es una combinación embriagadora. Pero es lo que Ella hace con todo eso lo que lo vuelve original. Rechazando la trivialidad que normalmente se asocia a un adolescente de 16 años, la música de Lorde logra capturar la esencia misma de la frustración y de la libertad, la curiosidad y la confianza, la naturaleza misma de la vida adolescente, en una manera verdaderamente única.

 

 

FEEDBACK?