Juana Molina

Detalles

Added By

9 Fans

Bio

Nacida en Argentina, Juana Molina creció en un ambiente musical. Su padre, el venerado cantante de tango y compositor Horacio Molina, le dio clases de guitarra desde los cinco años. Su madre, la actriz Chunchuna Villafañe, es una apasionada amante de la música que inició a Juana en los secretos de su extensa colección de discos.

Tras el golpe militar de 1976, la familia Molina huyó del país y vivió en el exilio en París durante seis años. Durante esos años formativos de la adolescencia en París, la perspectiva de Juana sobre la música se amplió enormemente, entre otras cosas, escuchando regularmente un par de estaciones de radio francesas que ofrecen programas con música de todo el mundo.

Cuando Juana regresó a la Argentina, estaba decidida a independizarse y seguir una carrera en la música. Al igual que muchos otros veinteañeros, las aspiraciones de carrera de Juana eran "ganar un buen sueldo por trabajar solo unas pocas horas", con el fin de mantener el tiempo libre para desarrollar su musicalidad. Ella sabía que tenía una habilidad especial para hacer imitaciones, y fue a pasar una audición para un programa de televisión. Fue contratada en el acto. Su popularidad aumentó y, tres años después, tuvo su propio programa de comedia, para el que inventó una serie de personajes hilarantemente estereotipados. El espectáculo fue un gran éxito, se distribuyó a otros países de América Latina y, en pocos años, Juana se había convertido en la comediante más popular de Argentina.

Siete años después de su debut en la televisión, Juana se quedó embarazada y tuvo que suspender el programa durante algunos meses. Se encontró reflexionando sobre su rápido ascenso al estrellato y pensó: "esto realmente no es lo que quería hacer". Tomó la valiente resolución de cancelar el programa (algo que muchos argentinos sostendrían contra ella durante años) y retomar la música. Comenzó a escribir y grabar canciones. Lanzó su primer álbum en 1996, y la recepción fue más que reservada: sus fans acudían a sus shows, esperando divertirse y reírse, pero no podía entender este nuevo personaje de "cantante folk" (ella seguía cantando, y el punchline nunca llegaba ...).

A pesar de estas dificultades iniciales, Juana resistió y mantuvo su decisión. Su pasión y compromiso con la música prevalecieron, y el reconocimiento mundial comenzó a crecer. Después del lanzamiento de su segundo y tercer álbum, rápidamente se convirtió en la estrella de la escena indie / electrónica / folk internacional, y los elogios comenzaron a surgir de admiradores en todos los rincones. "Tres Cosas" fue colocada en el "Top Ten Records of 2004" por The New York Times, y celebrada por David Byrne y Will Oldham. Si bien sus canciones contienen elementos del folk, ambient y electrónica, su sonido es completamente único y personal. A menudo ha sido comparado perezosamente por los críticos con el de Björk o Beth Orton. Pero, como lo expresó el New York Times: ‘Molina no imita a nadie. Se divierte demasiado siendo ella misma.’