Lenny Kravitz

Detalles

Added By

45 Fans

Bio

La vibración está en la música y en el movimiento. Y quién mejor que Lenny Kravitz para transformar esta fuerza natural en arte y finalmente, en un fuerte mensaje para el mundo. El cantante, compositor, productor y multiinstrumentista una vez más, con su onceavo álbum Raise Vibration, nos deleita con una nueva muestra del estilo tan particular que patentó en 1989, que incorpora a la perfección diferentes estilos como el rock ‘n’ roll, funk, blues y soul. Con la inspiración de siempre, pero empoderado por tres décadas de experiencia, este álbum refleja la creatividad de su resurgimiento y es además, una obra atrevida, prometedora y brillante de acuerdo al legado y al espíritu eterno de Kravitz.

“La frase Let Love Rule de mi álbum debut, no fue solo un conjunto de palabras, sino un estilo de vida que intenté implementar personalmente. Lo mismo sucede con Raise Vibration. Soy consciente de mi decisión de ir hacia otro lugar en búsqueda de mejores resultados. Aunque creo que la vibración colectiva nos está perjudicando. Deberíamos apuntar más alto. Deberíamos ser más conscientes, espirituales, amables y abiertos los unos con los otros. Deberíamos dejar de pensar en fronteras, cajas y otras formas de separarnos. Estamos todos juntos en este planeta Tierra. Hay mucho por mejorar. Mi mejor manera de expresarme, es a través de la música. Crear música me da inspiración, y si de alguna manera también puedo inspirar a otros, creo que entonces vale la pena hacerlo”.
Tanto sueña con iluminar a otros, que parece oportuno contar que Kravitz recibió la música de este álbum en distintos sueños luego de una gira arrasadora. Junto al guitarrista que lo acompaña desde hace tanto tiempo, Craig Ross, Kravitz produjo e interpretó todo: guitarra, bajo, percusión, teclado, bongos, xilófono, Moog, Fender Rhodes, Coral Sitar, Kalimba, entre otros.

“Es como si me lo hubiesen transmitido desde algún lado”, confiesa. “Fue cuestión de esperar y mantenerme en silencio. En cuanto me bajó la primera idea me sentí muy conectado. Lo bueno es que a partir de ese punto, las compuertas se abren y las ideas fluyen por sí mismas. Esta inspiración continuó durante varios meses. Oía canciones en el medio de la noche, y así fui haciendo el álbum”.
Cada canción tiene vida propia, y el espíritu aventurero y atrevido de siempre. En el tema “5 More Days Til Summer” la radiante guitarra acústica se desliza hacia un estribillo melancólico que se desvanece hacia el gemido del pedal wah-wah.
“Cuenta la historia de un hombre en sus sesentas”, explica. “Un hombre soltero, que trabaja por la noche y duerme de día, y hace mucho que vive en la oscuridad. Pudo ahorrar un poco de dinero, y está por tomarse sus primeras vacaciones en la vida. Me imagine cómo era su día a día y cómo sería la fantasía que estaba a punto de cumplir. Pude sentir cómo se fue transformando en su versión joven y cómo fue reviviendo todo lo que debería haber experimentado en el pasado, sin tener en cuenta su edad. Es una melodía pop alegre y dulce”.

Al otro lado del espectro, el tema “It’s Enough” se destaca por ser la composición más extensa del álbum. Es una profunda reflexión, tensa y necesaria, acerca de la realidad del mundo. El sonido del piano y el funk del bajo dan el impulso necesario para que comience esta aventura que atraviesa un camino de palabras que nos invitan a reflexionar y dan paso a los instrumentos de viento —Ludovic Louis, Harold Todd, y Michael Sherman— que avivan el impulso y nos dejan con un solo de saxo fulminante. Dentro de este popurrí sonoro impredecible, cada verso ansía el cambio y la mejora social que la naturaleza humana sin dudas posee, pero aparentemente ha perdido de vista.

“La gente se está movilizando”. “Estoy harto del racismo; del maltrato y asesinato de personas de color. Estoy harto de las guerras. Estoy harto de ver la destrucción del medio ambiente. Tenemos que encarrilarnos, y avanzar juntos hacia una conciencia superadora”.
Más adelante, la pista del título del álbum termina con la participación de cánticos y tambores nativo americanos, que irradian el poder y la unidad trivial. Luego, una voz temblorosa desata la pregunta del tema “Who Really Are The Monsters?”.
“Me refiero a todas las naciones”, señala. “Parece que los gobiernos piensan que el camino hacia la paz es a través de más guerras. Eso me asusta. El cerebro humano es algo tan sorprendente y maravilloso; ha creado tanto. Sin embargo, a esta altura todavía no hemos encontrado la manera de solucionar un conflicto sin violencia”.
El rezo al comienzo de “We Can Get It All Together” reproduce cómo Kravitz le ruega a Dios por su salvación. El tema “I’ll Always Be Inside Your Soul” yuxtapone el sonido de las olas del mar, de un TR-808, y finalmente, podemos oír el compás de un calimba. Por otro lado, el himno de la paz, “Here To Love” proclama un mensaje alentador, también recibido por Kravitz como una “descarga espiritual”.

“Johnny Cash” muestra una faceta más melancólica. Los acordes resuenan mientras su voz alcanza alturas celestiales. En uno de los momentos más íntimos, no solo del álbum —sino que de toda su carrera—recuerda el día en el que perdió a su madre.
“Mi madre luchó contra el cáncer”, suspira. “Yo recién regresaba a Los Ángeles de una gira, y estaba viviendo en la casa del productor Rick Rubin. Fui directo del aeropuerto al hospital y pude pasar el día junto a mi madre. En cuanto regresé a lo de Rick, me avisaron que había fallecido mientras estaba en camino. Al subir las escaleras, me encontré con Johnny Cash y June Carter que estaban bajando. Me preguntaron cómo estaba. Les dije que mi madre acababa de morir. Los dos se acercaron, me abrazaron y me consolaron. Eran los únicos presentes en ese momento; se convirtieron en mi familia por ese instante. En la canción, le ruego a alguien que me abrace como lo hizo Johnny Cash y que me suspire en el oído como lo hizo June Carter”.
Otro de los temas más sobresalientes del disco, “Low”, florece con el salvaje riff y los coros de un viejo amigo —Michael Jackson, en una grabación realizada anteriormente para Kravitz. No podría haber otra manera más perfecta para concluir este tema, gracias a esta gentileza se pudo dar un cierre mágico.

“Es un gran honor contar con su participación en esta canción. El grito auténtico por el que era tan reconocido le dio un toque perfecto”, agrega Kravitz.
A lo largo de Raise Vibration, Kravitz permanece fiel a su estilo original. Desde que debutó con Let Love Rule en 1989, vendió 40 millones de discos en todo el mundo y ganó cuatro premios Grammy consecutivos, marcando un record imbatible en la categoría ‘Best Male Rock Vocal Performance’. Varias estrellas colegas, desde Madonna, Aerosmith, Prince, David Bowie, Mick Jagger y Jay-Z hasta Drake, Avicii, y Alicia Keys colaboraron en sus discos con gran entusiasmo. Además, conquistó las pantallas del cine con apariciones en distintas películas, como The Hunger Games, Precious, y The Butler, de Lee Daniels. Su empresa creativa Kravitz Design Inc, ofrece un abanico impresionante de proyectos en diferentes lugares, desde propiedades hoteleras, condominios, residencias privadas, e incluso en marcas de primera línea como Rolex, Leica y Dom Periginon.
Una vez más, nos deslumbra y supera cualquier expectativa. No queda duda de que no hay otro como Kravitz. Tiene una vibración única. “Mi mensaje ruega por la unión de todos los seres humanos. De Let Love Rule a Raise Vibration, si te conmueve y te inspira, entonces estaré seguro de que he logrado mi objetivo, y eso es algo hermoso”.