The 1975

Detalles

Added By

255 Fans

Fri 3/31
6:30pm-7:30pm

Main Stage 2

Bio

Matty Healy (voz, guitarra) / Ross MacDonald (bajo) / Adam Hann (guitarra, teclado) / George Daniel (batería)

Antes de que Matty Healy pudiera salir adelante y enfrentarse con el mundo nuevamente, tuvo que enfrentarse con una batalla interna. En las 17 canciones del álbum nuevo de The 1975, I like it when you sleep, for you are so beautiful yet so unaware of it, se puede entrever cuales son las batallas que tuvo que afrontar. Aunque realmente, ¿Quién sabe lo que ocurre en la cabeza de Matty? Seguramente una mezcla de seguridad, angustia, introspección mórbida, y una constante autodestrucción; así como arrogancia, celeridad, pasión, pánico. Además de algunos sentimientos como, ambición, agotamiento, euforia, y abatimiento. Un miembro del círculo íntimo de la banda comentó: "Matthew tiene lo que todo gran líder tiene: un ego inmenso y un autoestima extremadamente bajo. Eso es genial para un líder. Sin embargo, para la salud mental del ser humano, es devastador. Su confianza es altísima, pero delgadísima. Tiene mucha resiliencia y fe en sí mismo, y una enorme ética de trabajo, pero todo esto se oculta bajo la sombra de su lado más oscuro¨.

Cuando Matty canta "Si estoy perdido, entonces, ¿cómo puedo encontrarme?" en la nueva canción "If I Believe in You", sus seguidores se identifican inmediatamente. La relación entre The 1975 y sus fanáticos está construida sobre una base de entendimiento empático, casi telepático. Esto ayuda a explicar por qué sus conciertos tienen el fervor de una reunión evangelista; y por qué permanecen conscientes de la gran importancia de todo lo que hacen sus seguidores. No se sienten identificados con la idea de ser íconos del pop ajenos e inaccesibles detrás de una soga de terciopelo.

"Tenemos fanáticos, y por otro lado tenemos fanáticos," dice Matty. "¿Por qué querrías algo mejor que eso? Gran parte del poder con el que intentamos crear proviene de su participación emocional y de su comprensión de cómo siento las cosas. Nunca dramaticé ni fetichicé la realidad de la adicción o coqueteé con la idea del suicidio y temas afines, pero tampoco los eludí, y creo que esa es una razón por la cual se relacionan con nosotros. Estoy convencido de que lo que la gente realmente busca cuando se trata de música es algo con lo que se pueda identificar genuinamente. Sino, ¿que? ¿La música es tan solo un telón de fondo en nuestras vidas? La música es más que eso. La música es todo."

Esa actitud refleja cada nota, palabra y textura del nuevo álbum. Es como si cada cosa que haya hecho la banda, cada fracaso y cada triunfo experimentado, los haya llevado a este lugar. Desde los primeros acordes de "The 1975" (una versión renovada de la pista que abrió su primer álbum de oro con el mismo nombre), el demo acústico "She Lays Down", las monstruosas melodías pegadizas "Love Me", "She's American", "The Sound", y "This Must Be My Dream", las baladas de una belleza indescriptible "Change of Heart", "Somebody Else", y "Paris", la frágil y conmovedora "Nana" (en la cual Matty escribió sobre la muerte de su abuela), las introspecciones inquietas de "Please Be Naked", "Lostmyhead", y la pista de título, hasta la imprudente sinceridad de "The Ballad of Me and My Brain" y "Loving Someone", el álbum es un viaje completo de giros y vueltas. La secuenciación poco convencional pero brillantemente lograda- y el título increíblemente largo del álbum- son las emocionantes afirmaciones que justifican por qué The 1975 es desafiantemente único y firmemente indiferente a las viejas y aburridas fórmulas de la máquina del pop.

Los amigos de la escuela Matty, Adam Hann, George Daniel, y Ross MacDonald crearon The 1975 en la ciudad inglesa Wilmslow, al sur de Manchester, en el año 2002. Al surgir diez años después con el EP Facedown, se reconoció rápidamente que esta banda sería controversial e incluso problemática para algunos. Su sonido era descaradamente encantador (una de las palabras preferidas de Matty), las letras reveladoras, las confesiones aliviadoras, y la música atrevidamente diversa. Tenían a un cantante como líder que entendía las presentaciones en vivo como un precipicio pidiéndole que salte de él. La cabeza de Matty puede ser una mezcla de niebla impenetrable y lucidez impactante, pero siempre se mantuvo completamente sincero acerca de la gran importancia de tener un carisma imperturbable y una entrega inmensa para poder llevar a cabo el papel de cantante principal. Nunca disculparse ha sido desde hace mucho tiempo el lema de la banda.

Cuando el estreno de The 1975 ingresó a la lista de álbumes del Reino Unido como Número 1 en septiembre del 2013, se consolidó la idea en sus cabezas de que si querían llegar lejos, tendrían que aferrarse a sus armas, confiar en sus instintos y resistir la injerencia externa. Diez años de esperanzas alimentadas, de promesas rotas, y de comienzos falsos habían endurecido a estos cuatro amigos, y ahora, con el premio a su alcance, no pensaban cambiar de rumbo. Después de tanto tiempo, pudieron rechazar esa vieja respuesta de sus detractores "suenan muy distinto de una canción a otra"; y como dice el dicho, el que ríe último ríe mejor. Según Matty, dichas actitudes definen como prehistórica a la generación de la banda. "La histórica adherencia a un tipo de algo no tiene sentido" agrega. "Mi generación consume música en un sentido completamente no lineal, y nosotros reflejamos eso porque así es como creamos. Los quinceañeros escuchan A$AP Rocky pero también escuchan algo totalmente distinto a eso. ¿Por qué crear un solo tipo de música cuando nadie consume únicamente un solo tipo de música?"

Esa no es una declaración oficial, pero como demuestra I Like It When You Sleep, For You Are So Beautiful Yet So Unaware Of It, podría serlo. ¿Quién más que The 1965 podría seguir el ritmo perfectamente pop de la radio FM y combinar las letras de autoconocimiento de "She´s American" con "If I Believe You"? Las últimas canciones se perfeccionaron con coros de góspel, un arpa, y una trompeta cautivadora: un himno devocional de un análisis existencial atormentado. Otras bandas más precavidas habrían enterrado "If I Believe You" al final del álbum. No como The 1975, y no se equivocaron; ubicada donde está, la canción es tan irresistible precisamente por el contraste.

La paleta de sonidos de los amados años ´80 dominan las nuevas canciones, con la incorporación de ecos de Peter Gabriel, Scritti Politti, INXS, Hall & Oates, y Tears For Fears; pero hay otros puntos de referencia más amargos- ambos "Lostmyhead" y la pista de título tienen una complejidad y una expansión similar a Sigur Rós - evidentes en todo el álbum, principalmente por el rol de George Daniel, un arquitecto de sonido con una creatividad y ambición extraordinaria, con quien Matty escribió el álbum. Como admite rápidamente Matty, las sesiones de grabación eran generalmente tensas y siempre intensas, aunque también eran gozosas. En las primeras grabaciones, ambos Matty y George estaban, según Matty "de diferente manera, en lugares terribles". Tras varios años de compartir giras, su relación se solidifico, y tuvieron momentos en los que tuvieron que luchar juntos para poder crear algo al nivel del último debut.

"George y yo somos como hermanos, siempre nos acompañamos," dice Matty. "Nos complementamos. Mis problemas, en su momento, llevaron a que nos separemos un poco. Catalizaban sus problemas y consecuentemente solidificaban todos los inconvenientes que estaba viviendo yo, hasta que se convirtió en un momento muy oscuro para ambos. De aquí nació 'The Ballad of Me and My Brain'. Pero el distanciamiento que vivimos resultó ser determinante para el álbum."

Líricamente, el álbum refleja las conmociones, triunfos, traumas, y pérdidas en los tres últimos años de la vida de Matty. Sus líricos son alternativamente sarcásticos, tiernos, despiadados, arrogantes, recriminatorios, suplicantes, narcisistas, y rencorosos - una extracción de la continua conversación en su cabeza. "Creo que nuestros fanáticos comprenden la vulnerabilidad porque es en gran medida su vulnerabilidad también", dice. "Ellos reconocen a este extraño solitario que coquetea con estas cosas y se equivoca. Solía pensar, 'Si logro ser exitoso, voy a poder entrar a todos estos lugares geniales y simplemente seré uno de ellos', pero no lo soy. Sigo siendo yo mismo, y sigo siendo un idiota y me sigo poniendo nervioso por cosas y cambiando mi personalidad un poquito cada vez que hablo con alguien nuevo".

Matty, Ross, Adam, y George crearon un álbum de un alcance, una ambición, una profundidad y una belleza impresionantes. Es un álbum que definirá el 2016, y será recordado como un álbum revolucionario. Por un lado, Matty sabe esto. Pero si lo creería un 100 por ciento, no estaría siendo él mismo. La pregunta es, ¿lo querríamos de otra forma?