Tove Lo

Detalles

Added By

249 Fans

Fri 3/31
8:15pm-9:15pm

Alternative

Bio

Tove Lo recuerda vívidamente la primera vez que le rompieron el corazón. Su nombre era Eric, y era encantador. "Me enamoré de él de inmediato," dice. Pero como supimos de sus canciones como "Habits (Stay High)", el romance es algo complicado. A Erik, en cambio, le gustaba su mejor amiga; Tove quedó destrozada. "Después de eso, lloré una eternidad", dice riéndose. ¿Les contó que solo tenía ocho años?

Hasta el día de hoy, los altibajos del trabajo de amor perdidos continúa siendo el área de especialización de Estocolmo. Su segundo álbum, Lady Wood (lanzado el 28 de octubre en Island Records), navega profundamente por los afluentes del sexo y el amor, mientras su título descarado desacredita su apodo extraoficial "La Chica Más Triste de Suecia". "Cuando la gente me conoce, se sorprende y me dice '¡Ah! En verdad sos feliz.' No voy a aparecer borracha y llorar desconsoladamente enfrente tuyo", dice. Luego agrega, bromeando, "Bueno, tal vez sí".

Sin embargo, es cierto que Tove disfruta de explorar el lado más oscuro de la vida. El primer sencillo de Lady Wood, "Cool Girl", está inspirado en el thriller Gone Girl y reflexiona acerca del vacío y la ironía de modificar la personalidad de una mujer para poder conquistar a un hombre. "Cuando creas algo, intentas salir de tu zona de confort", dice Tove, compositora de la letra y música de sus canciones. "No está mal estar enojado o deprimido. Uno siempre se puede recomponer. No le deberíamos tener tanto miedo a nuestros sentimientos".

Con ese propósito, Tove volcó un tsunami de hormonas, intimidades, y penas en su primer platino Queen of the Clouds del año 2014. Y así logró destilar estas emociones en una sinceridad muy conmovedora. Pitchfork aclamó a Queen of the Clouds como un estudio de contrastes fascinante: "canciones de pop brillantemente logradas que se sienten grandes pero no de manera excesiva". El exuberante "Habits (Stay High)" llegó a ser el éxito Número 3 en los Hot 100 de Billaboard, y "Talking body", un homenaje a la lujuria y los tabús, alcanzó el puesto Número 12. "Viniendo de un país tan pequeño, me sorprende tener tanto éxito. Significa mucho para mí.", dice Tove. "Hay una idea preconcebida de lo que una mujer ejemplar debe ser. Generalmente no concuerda con las cosas que yo hago. Pero si lo que yo hago genera impacto, si ayuda a que las mujeres puedan expresarse libremente, entonces me alegra poder hacerlo.".

Lady Wood excede a su antecesor siendo todavía más conflictivo, más matizado y más feminista. "No hay una palabra concreta para, por ejemplo, una chica teniendo una ´erección´", dice acerca del nombre del álbum y la pista de título, que rompe con todo lo convencional. "Siento que es una palabra poderosa que me hace reír un poquito". En el mundo de Tove, el humor y la angustia son componentes esenciales de la vida. "Lady Wood" describe de manera clara el tema central del álbum, porque hay muchas canciones que hablan de pasión y atracción, del momento previo al beso, una sensación intensa."

El álbum se divide en dos capítulos: Fairy Dust (Polvo de Hadas) y Fire Fade (Extinción del Fuego). "Estas son básicamente las curvas emocionales que experimento cuando estoy buscando una subida de adrenalina", dice. Se puede referir a cualquier cosa, desde las chispas del romance hasta el sentimiento de cuando está arriba del escenario. "Mientras canto el último tema de la presentación, cuando sostengo el micrófono mientras escucho al público cantando, esa es la máxima sensación de éxtasis", dice. "Luego salgo corriendo del escenario, cierro la puerta del camarín, y simplemente escucho el silencio. Estaba en medio de ese tumulto y de repente me pregunto '¿Qué acaba de pasar? '".

El Fairy Dust, en canciones lentas y seductoras como "Influence" o en el acechante título de pista, se refiere al momento previo. "Como cuando comienzas a sentir la adrenalina. Te produce mariposas en la panza. Es esa sensación de cosquilleo que produce el sexo", dice. El Fire Fade del desprevenido "Keep it Simple" y el arrogante "WTF Love Is", captura el instante de cuando esa excitación comienza a desaparecer. "Te sentís un poco inquieto. Y lo único que querés es volver a sentir eso nuevamente".

Tove viaja con un equipo de estudio pequeño, un teclado, un micrófono, y su laptop, para anotar las ideas que vayan surgiendo. Cuando estuvo de gira con Katy Perry a fines del 2014, ese proceso se interrumpió luego de que los doctores le diagnosticaron quistes en las cuerdas vocales. "Fue muy intenso porque tuve que hacer rehabilitación de mi voz luego de la cirugía. Me obligó a darme cuenta, '¡Mierda! Esto es lo único que me mantiene equilibrada'", dice. "Después de dos meses sin cantar, estuve al borde de la locura. Apenas me dijeron que ya podía volver a cantar, comencé a escribir desesperadamente".

La revista Time se maravilló con la filosa precisión de Tove como compositora. En realidad, ha estado creando canciones por más de una década. Comenzó a los 11 años con un grupo que formó con sus amigas del barrio (donde escribió su única canción "Crazy"), luego en su adolescencia con su banda de indie-rock Tremblebee ("tocamos en todos los peores bares de Estocolmo"), y luego tomó un rol que cambió el rumbo de su carrera en el grupo de compositores iniciado por Max Martin llamado Wolf Cousins. "Max es un gran mentor", dice. "Siempre me alentaba '¡Seguí produciendo! ¡Seguí haciendo lo que estás haciendo! No dejes esto de lado.'".

Siguió su consejo al pie de la letra y se convirtió en una renombrada colaboradora. Tove colaboró componiendo y cantando en el tema de Nick Jonas "Close", "Say It" de Flume, "Desire" de Years &Years, "Freak of Nature" de Broods, "Heroes (We Could Be)" de Alesso, y cantó en el tema "Fun" de Coldplay.

Pero últimamente, la multifacética artista se enfocó en la creación de Lady Wood. Comenzó en Suecia, luego siguió en Los Ángeles, atravesando distintos géneros, del pop, al R&B, al soul. Tras reunirse con músicos del sello Neon Gold en unas vacaciones en Nicaragua, compuso su trabajo más revelador, el tema más vanguardista del álbum, "Vibes", junto al compositor británico Joe Janiak (Ellie Goulding, Adam Lambert) después de un agitado paseo en catamarán con mucho ron, baile y acompañados por los delfines más felices que jamás haya visto. "Nadie puede plasmar algo mejor que Joe" dice acerca de la canción, en la cual cantan acerca de una relación vista desde dos puntos de vista. "Habla de ese instante justo antes del beso, en el que tu mirada se pierde intensamente en los ojos del otro".

Lady Wood se grabó durante los primeros meses del 2016, culminando en una sesión con el rapero Wiz Khalifa, a quien Tove le pidió personalmente que la acompañe en "Influence". Escrita sobre una línea de bajo, involucra un territorio familiar para Tove: la mezcla de virtudes de estados alterados. La pista se refiere a aquellos tiempos en los que "accidentalmente hablas de más y al día siguiente te arrepentís", explica. "Pero la canción se trata del preciso momento en el que sientes todo eso y te sientes como '¡Wow! ¡Esto es increíble!¡Estoy enamorada de todos! '". Con libertad absoluta para hacer sus propias rimas, Khalifa grabó su parte, versos veloces que contrastan el clima nublado del tema, en solo una toma. "Compartimos un rato en el estudio y fumamos de una pipa hecha con una manzana" dice. "Nunca había estado tan drogada en mi vida".

Como artista, Tove es audaz y no tiene pelos en la lengua, está orgullosa de estar reinventando las reglas del pop siendo una estrella en ciernes. "Se supone que tenes que hablar por todos. Se supone que no tenes que putear. Se supone que te tenes que asegurar de no hacer nada que pueda provocar demasiado", dice entre risas. "Eso me saca de quicio y hace que tenga más ganas de hacerlo".

Y hay mucha demanda para su oferta. "La reacción del público ha sido realmente alucinante. Siento el apoyo de muchas artistas y compositoras femeninas", dice. "Al principio, pensaba 'Uh, nadie se va a dar cuenta'. Pero ahora puedo ver que generé un gran impacto. Mis fanáticos se sienten identificados conmigo. Es una sensación rara el significar tanto para una persona que nunca conociste. La mayoría del tiempo, me cuentan sus historias de rupturas, y yo les comparto otra mia".